Poner en ridículo al desgraciado

"Es extraño que personas que tienen sentimientos honestos y una sensibilidad, que ni siquiera pensarían en burlarse de un desgraciado nacido sin brazos, sin piernas o ciego, no sientan el menor escrúpulo en poner en ridículo a otro desgraciado nacido con poca inteligencia". Daniel Keyes, Flores para Algernon

No hay comentarios :

Publicar un comentario