La justificación para no votar

"La justificación más general para no votar es que, por las razones que hemos expuesto, se trata de un ejercicio inútil para el ciudadano con derecho a voto que está sumido en la pobreza. Se tiene la justa impresión de que la diferencia entre los dos partidos respecto a los temas de interés inmediato es insignificante, y que por lo tanto no merece la pena decidir entre ellos. Así queda asegurada la soberanía de la mayoría de los satisfechos". John Kenneth Galbraith, La cultura de la satisfacción

No hay comentarios :

Publicar un comentario