En la descripción de las costumbres

Por esta razón es menester, así en la descripción de las costumbres como de los hechos, tener siempre presente o lo natural o lo verosímil; de manera que sea necesario y verosímil que un determinado personaje hable u obre de tal manera y que luego de tal cosa se pueda producir tal otra. De donde consta también que las soluciones de las dificultades han de seguirse naturalmente de la misma trama, y no como en la Medea por tramoya". Aristóteles, Poética
cerrar

No hay comentarios :

Publicar un comentario