Como azotados por espíritus invisibles

"Como azotados por espíritus invisibles, los caballos solares del tiempo se precipitan con el carro ligero de nuestro destino y no nos queda más que agarrar con fuerza las riendas y apartar las ruedas a izquierda y derecha de esta piedra o de aquella caída. ¿Quién sabe adónde vamos? Si a duras penas recuerda nadie de dónde viene". Johann Wolfgang von Goethe, Egmont

No hay comentarios :

Publicar un comentario